Puentes y Fuentes

Pontes e fontes

Puentes

Baiona posee varios puentes de época antiguas, siendo el más destacado su puente románico de gran belleza, relacionado con fantásticas creencias, que se conserva prácticamente intacto. En esta sección están reunidos los principales puentes del término municipal de Baiona.



Puente románico de A Ramallosa

Este puente, que cruza el río Miñor y divide los términos municipales de Baiona y Nigrán, es uno de los más hermosos de estilo medieval que se conservan en Galicia. Tiene 10 ojos o vanos con arcos de medio punto, de los cuales ocho (36 metros de longitud) pertenecen a Baiona. Algunos de ellos son arcos ojivales, seguramente debido a los estilos vigentes en las épocas en que debió sufrir alguna reparación.

En la mitad del puente se conserva un crucero, que tiene a sus pies una imagen de san Telmo, patrón de los navegantes y a quien la historia le reconoce el haberlo mandado construir.

Debajo del puente hay un peto de ánimas que representa a las ánimas en pena. Hasta hace pocas décadas, junto a este puente se celebraban ritos relacionados con la fertilidad. Según la tradición, la mujer encinta que no lograba hijos viables conjuraba a su hado adverso vertiendo sobre su vientre agua del río. La conjura, para ser efectiva, debía realizarse a las 12 de la noche, debiendo apadrinar a la criatura la primera persona que atravesase el puente después del conjuro.

Puente nuevo sobre el río Miñor

Construido en época moderna para evitar el paso de los vehículos por el puente medieval de A Ramallosa, paralelo al cual fue levantado. El puente, de cuatro carriles, une la C-550 entre Nigrán y Baiona. No tiene atractivo artístico alguno y sólo funcional, pues acoge todo el tránsito rodado procedente de Baiona y de la comarca del Rosal.

Puente de Sabarís o puente viejo

Situado en la parroquia de Santa Cristina, en la antigua calzada romana o Camino Real. Es de sillería y fue levantado en el siglo XV. Tiene tres arcos de medio punto y tajamares con forma de triángulo. El puente está algo recostado.

Puente sobre el río Groba o puente del mercado

Es del siglo XV y sólo tiene un vano con un arco de medio punto y dos tajamares de sillería. El propio pavimento es también de piedra. Está, como el otro puente de Sabarís, un poco recostado. Atraviesa el río Groba. El puente separa la plaza de Victoria Cadaval con la calle del Dr. Fariñas, parte a la que se une por medio de seis escalones de piedra.

Puente del Burgo

Ubicado en la parroquia de Baíña, cruza el río del mismo nombre. El puente es una arquitectura de estilo moderno dotada de un solo arco.

Puente de Baredo

Tiene un único arco y se construyó en tiempos modernos para vadear el río Baredo. El puente forma parte de la carretera C-550 que une Pontevedra con Camposancos.
 




Fuentes

En el término municipal de Baiona se cuentan algo más de 30 fuentes públicas, la mayoría de construcción moderna. Aquí hablaremos de tres de ellas, que por antigüedad o por su vinculación con antiguas leyendas destacan sobre las demás.



Fuente de la calle Alférez Barreiro

Fue construida en el año 1865 por encargo de don Ventura Misa y Bertemati. La fuente es de piedra y está dotada de dos caños de latón y rebosadero de 5 m².

Fuente de Ceta

Situada en la plaza de Ceta, su construcción data del año 1678 y fue posteriormente restaurada, en 1863, por orden de don Ventura Misa.

La fuente tiene el frente de piedra labrada, algo erosionada, y dos grifos de presión con reposaderos a ambos lados. En el interior hay un depósito de perpiaño.

Fuente del Pombal

Ubicada en el lugar del mismo nombre, en el camino del Burgo a Sabarís. Es de piedra y se esconde bajo una arcada en un muro que da al Camino Real o calzada romana. Tiene rasgos góticos y se piensa que su autor es el mismo que construyó el Crucero de la Trinidad. En el frente muestra tres escudos: en el centro, las armas de la Casa Real de España del siglo XVI; a la izquierda, el de la villa de Baiona, y a la derecha un tercer escudo imposible de reconocer dado su estado de erosión.

La fuente tiene una arqueta y una mina cerradas por puertas de hierro, un caño útil y dos inservibles, banco de piedra y reposadero. En su parte posterior tiene un pequeño lavadero de tres metros.